Ciudades más verdes gracias a los jardines verticales

Ignacio Solano en 20 minutosActualmente estamos acostumbrados a vivir rodeados de cemento y hormigón. Por este motivo nos sorprendemos cuando al alzar la vista contemplamos algo diferente, como una fachada verde. Cubrir los edificios con jardines verticales tiene numerosas ventajas demostradas, como regular la temperatura del interior, filtrar gases nocivos, producir oxígenos, disminuir la contaminación acústica…
Hablar de jardines se queda corto; se trata más bien de espacios de naturaleza, ecosistemas vivos, trasladados a las ciudades. Una nueva disciplina de trabajo que combina botánica, biología y arquitectura.
De acuerdo con Ignacio Solano, esto ha llegado a España muy tarde, porque las cosas acostumbran a hacerse mal: trabajar lo mínimo y ganar lo máximo posible. Añade que no tiene sentido cubrir un edificio con materiales de construcción, cuando puede hacerse con plantas de manera más ecológica y económica.

Leer el artículo original